Exprésate   | Estadísticas   | Síguenos en:        | Login 
 Noticias

La brasa: El terror de los niños en edad escolar.
Publicado el 26/07/2010 11:12:37 AM, En la Sección: Educación

En ocasiones, la población infantil se ve propensa a padecer determinadas dolencias de la piel sujetas al entorno en el que desarrollan, muchas veces la escuela y la interacción con otros pequeños hacen al niño blanco fácil de lesiones que, aunque no son fatales, sí ameritan el cuidado.

www.carabobovirtual.com

Para el galeno Edgar Belfort, docente jubilado del Instituto de Medicina Tropical de Caracas y ex profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad Central de Venezuela (UCV), una de las infecciones cutáneas más comunes en los niños es la conocida popularmente como brasa, dolencia que entra en el grupo de infecciones de la epidermis conocidas como impétigos.
Según Belfort, quien es también micólogo y dermatólogo tropical, la brasa o impétigo es una infección bacteriana muy común y altamente contagiosa muy frecuente en niños, sobre todo en edad escolar, que se transmite por contacto.
“Es una enfermedad benigna, pero se debe diagnosticar a tiempo para administrar el tratamiento correspondiente, lo mejor es utilizar los antibióticos locales o por vía oral. En las escuelas es muy común encontrarse con este tipo de enfermedades porque los niños establecen mucho contacto entre ellos a la hora de jugar”, explicó.
Aunque la brasa es un mal común de fácil cura, Belfort insistió en la necesidad de establecer diagnóstico médico y tratamiento adecuado para evitar males mayores. “Siempre es necesario el diagnóstico temprano y la aplicación del medicamento idóneo, sobre todo en el caso de la brasa, donde las personas se empeñan en querer curar a los niños con aguas de hierbas”, indicó.
Para Belfort, la importancia del diagnóstico temprano radica en que esta acción evita complicaciones en la enfermedad. “En muchos casos el impétigo no se queda en piel, si la bacteria pasa a los vasos sanguíneos se disemina en todo el cuerpo y hace sepsis, no es lo usual, pero todo dependerá de la inmunidad del niño, por eso es necesario detectarlo a tiempo”, dijo.

Síntomas
De acuerdo con el especialista, la brasa o impétigo produce lesiones cutáneas en la cara, los labios o en los brazos o piernas que se diseminan a otras áreas. “Por lo general, esta lesión comienza como un grupo de ampollas pequeñas que revientan, seguido de supuración y formación de una costra gruesa, color café o miel, que se adhiere firmemente a la piel, en Venezuela y algunos países de América Latina se le llama brasa porque la lesión se parece a la que produce una quemadura por brasas”, indicó.

Las características de la lesión se pueden resumir en:
*Picazón en la ampolla llena de un líquido color miel
*supuración y formación de costra
*Erupción (puede comenzar como un solo punto, pero si los niños se rascan esa zona, puede esparcirse a otras áreas).
*En niños lactantes una sola o posiblemente múltiples ampollas llenas de pus, fáciles de estallar, que cuando se rompen dejan una base roja, como en carne viva.
*Ganglios en las zonas vecinas: Los ganglios linfáticos cerca de la infección pueden estar inflamados.

Causas
Belfort sostiene que la dolencia se genera por la actuación bacteriana, en este sentido mencionó que las más comunes son estafilococo y estreptococo, “muchas de ellas son producidas por condiciones higiénicas no adecuadas, en ocasiones la acción de meterse los dedos en la nariz y luego pasarse las manos sucias por la cara puede a la larga producir esa lesión conocida popularmente como brasa”, resaltó.
Dependiendo de la bacteria que lo cause, pueden llamarse impétigo melicérico causado por el estreptococo o ampollar ocasionado por el estafilococo, que son las dos formas conocidas en las que se presenta esta enfermedad.
La enfermedad se propaga fácilmente por contacto y está presente en todas aquellas áreas donde las condiciones higiénicas sean deficientes.
“Mientras más contaminación hay en el ambiente más posibilidades de producirse la enfermedad, por eso, son muy propensos a contraerla quienes viven en áreas donde hay mucha tierra, contacto con basura, vertederos o contaminación ambiental excesiva”, resaltó.

Recomendaciones
Según el experto, una buena salud e higiene general ayudan a prevenir la infección. Las abrasiones menores o áreas de piel lesionada se deben limpiar minuciosamente con agua y jabón y si se desea, se puede aplicar un agente antibacteriano suave. El impétigo es contagioso, por lo tanto se debe evitar el contacto con el drenaje de las lesiones.

fuente: Eilyn C. Torres http://elaragueno.gesindoni.com.ve/region/articulo/3552/la-brasa-el-terror-de-los-ninos-en-edad-escolar




 Publicidad

 
Informacion de la Pagina Informacion de la Empresa
  • Aragua Virtual
  • Mercadeo
  • Tarifas
  • Factor de Exito
  • Contacto
FACTOR DE EXITO C.A. © RIF J-07552049-1. Todos los derechos reservados. Sitio Recomendado para resolución de 1024 x 768 pixels.
© Factor de Exito C.A. 2009